Noticias en Prensa de Nutrición

Pimiento, un concentrado de antioxidantes naturales

Daniel de Luis
Jefe del Servicio del Clínico de Valladolid
Centro de Investigación de Endocrinología y Nutrición

El pimiento es una hortaliza que procede de América Latina, perteneciendo a la familia de las solanáceas y en concreto al género capsicum. El pimiento, como buen vegetal que es, tiene un bajo aporte calórico, así como un bajo contenido en proteínas y grasas, aportando fundamentalmente hidratos de carbono y fibra. Su secreto nutricional esta en las vitaminas. Este alimento es una fuente importante de vitamina C, siendo el contenido muy elevado en los pimientos de color rojo. La vitamina C es un potente antioxidante, pero además interviene en otros procesos como son la formación de colágeno, glóbulos rojos, huesos y dientes, por otra parte favorece la absorción del hierro de los alimentos y aumenta la resistencia frente a las infecciones. Otros de los nutrientes que forma parte de los pimientos son los carotenos, entre los que se encuentra la capsantina, pigmento con propiedades antioxidantes que aporta el característico color rojo a algunas variedades de pimientos. También es destacable el contenido en provitamina A (Beta caroteno y criptoxantina) que el organismo transforma en vitamina A. La vitamina A es esencial para la visión, el buen estado de la piel, el pelo, las mucosas y para el buen funcionamiento del sistema inmunológico. El pimiento también aporta folatos y vitamina E. Entre los minerales, destaca el aporte de potasio. En menor proporción están presentes el magnesio, el fósforo y el calcio. Por último, no podemos olvidarnos de la sorpresa «agradable o desagradable» que produce en el paladar algún la variedades de pimiento de que se trate. El motivo del picor de algunos pimientos es la capsaicina, ya que estas hortalizas contienen un porcentaje variable de esta sustancia, que provoca la sensación de calor en la boca. En resumen, los pimientos por su elevado contenido en vitaminas C y E, junto con los carotenos, se convierte en un alimento con un alto poder antioxidante, y por tanto debería formar parte de una dieta saludable.

FuenteEl Norte de Castilla. Viernes 13.04.2019

Sardinas, fuente de ácidos grasos omega 3

Daniel de Luis
Jefe del Servicio del Clínico de Valladolid
Centro de Investigación de Endocrinología y Nutrición

La sardina es uno de los pescados grasos por excelencia que en estos últimos años ha recibido mucha atención por su aporte de ácidos omega 3.

Jengibre, un tubérculo muy especial

Daniel de Luis
Jefe del Servicio del Clínico de Valladolid
Centro de Investigación de Endocrinología y Nutrición

El jengibre es una planta tropical de la familiar de las zingiberaceas, conocida como ‘Zingiber officinale’. La parte que consumimos es el rizoma de esta planta, es decir la raíz de jengibre.

Morcilla, fuente de hierro

Daniel de Luis
Jefe del Servicio del Clínico de Valladolid
Centro de Investigación de Endocrinología y Nutrición

La morcilla es un embutido que su componente fundamental es la sangre coagulada y cocida, habitualmente de cerdo, introducida en una tripa y de color marrón oscuro.

Berros, la ensalada del riachuelo

Daniel de Luis
Jefe del Servicio del Clínico de Valladolid
Centro de Investigación de Endocrinología y Nutrición

Los berros son una hortaliza que crece de forma silvestre en aguas estancadas, en manantiales, arroyos y orillas de los ríos, siendo ampliamente conocida en nuestro medio rural.